GENERAL

Cambios / Changes

Cambiar un modo de vida, una costumbre o hábito no siempre es fácil y una cosa de la que me he dado cuenta al cambiar a productos orgánicos es que no es factible hacerlo todo a la vez, al menos no en una casa con una economía media.

Los cambios implican un esfuerzo, tiempo y en este caso, también dinero. Diría que, probablemente, me llevó aproximadamente un año renovar todos mis productos de belleza por sus equivalentes ecológicos. Es bastante tiempo, pero como decía anteriormente, se requieren varias cosas a la hora de hacer un cambio de este tipo. Tiempo porque lo suyo es investigar en internet qué ingredientes tóxicos se deben evitar, qué marcas verdes hay en el mercado para según qué cosa (maquillaje, champús, cremas, etc.), cuáles salen mejor relación calidad-precio…. y esto me lleva a lo segundo: dinero. Desafortunadamente, los productos ecológicos tienden a ser un poco más caros, así que renovar todo es una gran inversión, de ahí lo de hacerlo poco a poco*. Lo suyo es ir haciendo pequeños cambios a lo largo del tiempo, pues como decía en mi primer post, son las pequeñas acciones las que traen un gran cambio.

En definitiva, éste es mi primer consejo: añadir pequeños cambios a nuestra rutina en lugar de un gran cambio de golpe; es mucho más fácil de hacer y haciéndolo de esta manera es además mucho más factible conseguir que esa nueva rutina sea un éxito.

*Por suerte, siempre nos quedarán los productos reutilizables, que aunque más caros que los desechables en una primera compra, a la larga nos hacen ahorrar bastante pues podemos usarlos una y otra vez.

Midorita x

——————————— English ————————————-

Changing one’s lifestyle or customs isn’t always easy and, one thing that I’ve realised when switching to clean products is that, financially speaking, it isn’t feasible for the average household to do it all at once.

Changes take effort, time and in this case, money. It probably took me almost a year to ditch those nasty cosmetic products I was using and renew my whole collection for organic ones. It takes a while because you need to investigate what toxic ingredients to avoid, what organic brands there are out there, which ones offer the best value for money and so on. This leads me to the second point: money. Unfortunately, eco products tend to be a bit more expensive than regular ones and so, to exchange one for the other is quite an investment. That´s why it´s a good idea to do it little by little. As I said in my first entry, it’s little actions that bring about big changes.

Making gradual tweaks to our daily routine instead of whole-sale changes all at once makes it easier from both a practical and financial point of you. It is also easier to do it this way if you´re trying to persuade your partner or even your whole family to tread a greener path!

Luckily, there are reusable products out there too, which, although can be slightly more expensive, pay off as you use them over time. But more about them later 😉

Midorita x